viernes, 10 de diciembre de 2010

Consejos de salud para las mujeres que llegan a los 40 años

A los 40 años, el cuerpo necesita un poco más de atención para prevenir el surgimiento de ciertas enfermedades

Por eso, es importante ser más rigurosas con los chequeos médicos de rutina y agregar algunos otros que hasta ahora no eran necesarios. Toma nota:

Mamografía: a partir de los 40 es recomendable realizar una mamografía anual para detectar cualquier anomalía, ya que descubierto a tiempo el cáncer de mama es una enfermedad curable.

Más allá de este consejo general, una vez más hay que aclarar que cada caso es particular. Si tenes antecedentes en la familia, seguramente tu médico te recomiende realizar este estudio antes de esa edad y que lo repitas más seguido.

Calcio: es importante que consultes a tu médico para chequear si el consumo de calcio en tu dieta diaria es el adecuado. Si no lo es, seguro te recomendará suplementos. La ingesta de calcio es fundamental para prevenir la osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos y es más común en las mujeres a partir de la menopausia. Sin embargo, antes de esa etapa se puede detectar idosteopenia, un estadio preliminar de la osteoporosis que puede ser detectado con una densitometría ósea, lo que permitiría revertir su avance y no afectar la calidad de vida.

Salud cardiovascular: Se cree que las enfermedades coronarias son más propias de los hombres, pero lamentablemente se trata sólo de un mito. Las mujeres también corren riesgos de sufrir un ataque cardiaco, sobre todo debido a los vaivenes hormonales y al agitado estilo de vida actual que por lo general llevan. Lo bueno es que puede prevenirse teniéndolo en cuenta, realizando chequeos con el médico y siguiendo una dieta sana, que no incluya tabaco y sí una rutina diaria de ejercicios.

Salud bucal: No hay que descuidarla, ya que luego de tener hijos -o simplemente por el paso del tiempo- se sufre una pérdida de calcio que afecta la fortaleza dental. Es importante prestar atención a la limpieza con el odontólogo y utilizar el hilo dental para prevenir problemas en las encías.

Exámenes de vista: se trata de mantener controlada la agudeza y el campo visual para determinar la salud de los ojos y poder diagnosticar hipermetropia, miopía u otras enfermedades de la visión. A partir de los 50 años, aproximadamente, es recomendable hacer un examen para prevenir o diagnosticar una posible presencia de glaucoma.

Exámenes de la glándula tiroides: Dentro del pedido de rutina del análisis sanguíneo se deberán controlar los valores de la hormona T3 T4, que regula el funcionamiento de esta glándula. Esto se debe a que las mujeres, con la edad, suelen presentar este tipo de trastornos (principalmente hipotiroidismo).

Piel: Controlar anualmente con el dermatólogo los lunares y toda la piel es fundamental para evitar enfermedades como el melanoma. Esto también incluye, por supuesto, cuidarse del sol para evitar la aparición de arrugas prematuras.


Fuente Post Original

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...